Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Filtrar por Áreas temáticas
Reina Group pone en marcha su centro logístico automatizado para 'lograr la distribución más eficiente'

Reina Group pone en marcha su centro logístico automatizado para 'lograr la distribución más eficiente'

 

El gigante murciano de los postres lácteos participó el 22 de septiembre en el programa TRACCIÓN que organizá el INFO para conectar a las grandes compañías de la Región con las 'startups' innovadoras

En una cucharada de natillas con galleta de Postres REINA, hay una receta con larga tradición y una honda memoria familiar, pero también una compleja cadena de producción, cada vez más moderna y tecnificada. El GRUPO REINA ocupa uno de los mayores espacios en los lineales de frío de las grandes cadenas de distribución nacionales e internacionales.

De sus raíces en 1926 con los chocolates y turrones, hasta hoy, queda un siglo de crecimiento y diversificación. El gigante de los postres lácteos agrupa todo un conglomerado de fábricas -en Murcia, Málaga, Portugal y Texas (Estados Unidos)- y empresas auxiliares, con las que se autoabastece de ingredientes y semielaborados, que también vende al comercio y al sector Horeca.

Solo en su planta de Caravaca de la Cruz produce cerca de 3 millones de unidades de postres y yogures al día. Los pronósticos de recesión para el otoño, con un previsible recorte del consumo familiar, no cortan las alas de los planes de inversión y de expansión del director general del Grupo, José Manuel Lag.

Ya están poniendo en marcha el nuevo centro logístico automatizado, en el que han invertido más de 10 millones de euros para alcanzar la distribución más eficiente en respuesta a una demanda de creciente complejidad, cada vez con más referencias y más frecuencias de pedido.

El Grupo terminará el año con una facturación superior a los 150 millones de euros por encima de los resultados de 2021, aunque el economista pone los pies en la tierra: "El incremento de volumen de pedidos este año está condicionado por el aumento de los costes de producción, ya que la fuerte competencia nos impide trasladarlo al precio final", puntualiza el CEO. Lag augura "una tercera parte del año de las más complejas de la historia, lo que dificulta hacer previsiones".

Es una de las compañías 'tractoras' de la Región, que participará en la nueva edición del programa #TRACCIÓN, que organiza el INFO el 22 de septiembre con el objetivo de potenciar la economía murciana por medio de la conexión de las empresas consolidadas en plena transformación digital con los emprendedores tecnológicos más innovadores de la Región.

Comenzaron el año con el paro de los transportistas, que puso contra las cuerdas al sector de productos lácteos, entre otros, ¿cómo está transcurriendo el verano?

Con muchas más preocupaciones que otros veranos, por las incertidumbres, pero sobre todo por el suministro y precio de las materias primas, empezando por la nuestra fundamental que es la leche de vaca. Con el calor, las vacas pasan de dar 39 a 31 litros al día, aparte de las restricciones que padecemos por el cierre de pequeñas ganaderías. Todo está produciendo una reducción de oferta de leche que puede continuar en septiembre y octubre.

No faltan dificultades, ¿estos obstáculos que van asaltando a la actividad productiva, como el encarecimiento del transporte y de la energía, les han llevado a tomar decisiones de cambio que a la larga se quedan implantadas como mejoras de funcionamiento?

Claro, anta la dificultad en poder trasladar el aumento de precios porque hay una distribución que está en continua competencia, y además esta competencia en el sector que puede tener los mismos problemas, así que decidimos trabajar de puertas para adentro enalgunos puntos clave, como son mejorar nuestro sistema productivo, gestionar las mermas en plantas y productos, y por supuesto optimizar la paletización, entre otras muchas acciones que se están realizando.

A eso responde la importante inversión del nuevo centro logístico en Caravaca de la Cruz, que estamos poniendo en marcha de forma automatizada, con capacidad para 8.000 palés. El objetivo es ser más eficientes, trabajar más de forma interna no solo en Caravaca, sino en todas las fábricas del grupo.

Siempre estamos en la mejora continua, pero con estas exigencias de estrechamiento en la cadena de valor, te exige mucho más para ganar productividad.

¿La clave está en ser más autosuficiente, incluso autoabastecerse en lo esencial?

Hay cosas en las que puedes autoabastecerte y otras, no. En el tema de la leche, no, pero contamos desde hace 7 años con una compañía, SURIVAN, que se creó hace 7 años para fabricar algunos de nuestros principales ingredientes para abastecer a todo el grupo. Hicimos una integración vertical, pero fue también una diversificación porque vendemos en heladerías, pastelerías, restauración y retail.

¿Qué aportará este centro logístico automatizado y cuándo comenzará a funcionar?

Ya se está haciendo trabajo de 'picking' -preparación de pedidos y recogida de material-, pero haremos el cambio definitivo en septiembre. Se iniciaron las obras hace dos años, con tranquilidad por la pandemia. Centralizará todas las salidas de material a clientes.

Mejora la descarga de palés, hace más eficaz el 'picking', optimiza el proceso de pedidos, porque cada vez los clientes quieren mayor rotación de sus 'stocks', realizan más pedidos con mayor frecuencia, con más referencias y menos cantidad, y eso nos exige cambios internos para cumplir al máximo.

¿Qué novedades tenológicas han incorporado para lograr más agilidad y eficacia?

La carga y descarga automática de palés y, sobre todo, la automatización del suministro y aprovisionamiento del 'picking'. Trabajamos además en una mejora del software muy importante, ya que es la base de la automatización y un aspecto fundamental para el éxito de este proyecto.

Los productos lácteos son algunos de los afectados por la inflación en la cesta de la compra, ¿cómo están abordando la escalada de precios?

La subida de precios está siendo mucho menor de lo que debería ser, y mucho menor que otras categorías de mercado. No se ha podido trasladar con la misma agilidad que en otros segmentos de distribución, y solo una pequeña parte de los incrementos que hemos tenido se ha podido reflejar en las subidas, porque es un sector con mucha competencia en toda la cadena de valor.

Es difícil hacer pronósticos en un año como este, pero ¿cómo piensa que transcurrirá el último trimestre de 2022?

Nuestra previsión es que todo esto va a afectar a la renta disponible y a la capacidad de consumo de las familias. Es posible que disminuya la demanda, con la consiguiente reducción del surtido de productos. Se mirará mucho más el precio y se penalizará la innovación. Se pasará a valorar más lo básico, lo que generará una menor gama de productos. Las familias irán racionalizando su compra y centrándose en lo esencial.

¿El verano ha registrado un tirón del consumo, tal como ha pasado en otros sectores como la hostelería y el turismo?

Esperábamos menos volumen y nos ha sorprendido, ya que julio y agosto han sido meses con gran volumen de fabricación. No ha estado mal a nivel de volumen, pero no pudimos repercutir los incrementos tan fuertes que hemos tenido, por lo que os márgenes se reducen y resulta complicado valorar como positivo este año tan atípico.  

¿La incertidumbre condiciona los planes de inversión y de expansión del Grupo?

Tenemos siempre presente nuestro plan de inversiones 2020-2024, que hemos complido incluso en años de pandemia, pero a partir de ahora nos centraremos en las inversiones que aporten mejora y productividad al Grupo.

¿Cuáles son esos objetivos prioritarios?

Perfeccionar la logística, hacer mejoras internas en los equipos de trabajo y entre departamentos, optimizar la compra de materias primas para el Grupo, trabajar en la adaptación del software a nuestras necesidades, y cuidar el mantenimiento de las máquinas. En resumen, trabajar de puertas para adentro en todas las inversiones continuas en todas las fábricas para reforzar la productividad. Y esas inversiones van a continuar.

El Grupo ha tenido una expansión internacional considerable, ¿es momento para continuar ese impulso exterior?

Hemos tenido una expansión grande y va a continuar en los países donde ya estamos. En Estados Unidos y Portugal estamos creciendo, nuestra filosofía, productos y calidad está teniendo buena aceptación, ha llevado su tiempo introducirnos en estos mercados tan diferente, pero está teniendo sus frutos. Una de nuestras últimas adquisiciones ha sido la compañía portuguesa, Condi Alimentar, centrada en la fabricación de gelatinas y postres en polvo.

En Estados Unidos seguimos creciendo de forma orgánica e invirtiendo en maquinaria, con el fin de ampliar nuestra gama de productos y llegar al consumidor, adaptando nuestros productos al paladar americano.

¿No planean abrir nuevos mercados?

Para la exportación. Nuestro portfolio nos permite ahora exportar más productos, no solo productos frescos, sino también dando valor a los productos en polvo, ingredientes, aromas, café y demás. Trabajamos en postres de larga duración y ahora nuestra vía de crecimiento al exterior es a través de exportación, ya que no tenemos en mente abrir nuevas fábricas.

Portugal y, sobre todo, Estados Unidos tienen mucho desarrollo. Estados Unidos es un gran mercado y no tiene las incertidumbres que hay ahora en Europa y el resto de los continentes, aunque sí tiene otras particularidades a las que cada día con esfuerzo nos adaptamos mejor.

Otro reto del sector es el de la sostenibilidad, impulsado por la demanda de un consumidor con mayor conciencia de los recursos y del planeta, ¿cómo afrontan este desafío?

Estamos trabajando mucho a nivel de envases, tipos de materiales, reducción de embalajes y del grosos de los envases para utilizar también materiales reciclables y reciclados. No solo por la sostenibilidad, sino también para optimizar los consumos. Intentar reducir al máximo el consumo de plástico en cada envase, eliminando el cartón en todos los productos que es posible, y seguir concienciando al consumidor de que es fundamental su colaboración en el correcto reciclado de envases y embalajes. Para gestionar los residuos tenemos una depuradora hasta llegar a 'residuo cero'.

¿Cómo gestionan la innovación, además de los proyectos de I+D en los que participan?

Tenemos un centro de I+D+i. A través de nuestras fuentes externas identificamos necesidades de mercado y oportunidades. Trabajamos en innovar sobre los productos que ya tenemos y sobre las tendencias que se van consolidando en el mercado. Fuimos pioneros en la gama 'sin azúcar' y ahora lo somos en la de proteínas.

Va a ser un año complicado en innovación, pero seguimos investigando a la espera del momento y con nuevos desarrollos en marcha para lanzar cuando la situación lo permita y el consumidor valore esos productos. Las oportunidades se van a reducir con la recesión, porque el surtido es posible que sufra y que la distribución opte por productos que ya conoce y cubrir su espacio con productos de mayor rotación, mientras dejan menor espacio a los nuevos productos.

Tienen retos a nivel ambiental y de salud, como el de lograr que en 2025 todos los huevos que utilice el Grupo Reina sean de gallinas criadas en suelo.

Es una tendencia y una responsabilidad social de todas las industrias. Trabajamos en ese objetivo, ya que algunos de nuestros productos ya se fabrican con esta materia prima y en un futuro podrían utilizarse para nuestra gama al completo. Como líderes que somos en el sector de elaboración de postres, estamos trabajamos en la sostenibilidad y buscamos el equilibro entre recetas más 'limpias' a nivel de ingredientes y etiquetado, siempre en busca de materias primas donde prime el ecológico con la calidad y la seguridad de cada producto como prioridades. Y por supuesto, para obtener un producto accesible al mayor número de consumidores. 

En el proceso de transformación tecnológica, ¿qué ventajas han conseguido para el proceso productivo?

Teniendo en cuenta que el éxito de la transformación tecnológica es tener una buena base y estar preparada para este cambio, hasta ahora las implementaciones que se han realizado nos permiten tener datos correctos en el menor tiempo posible, permitiendo ser más eficientes y medir muchos parámetros que aportan información de gran valor para tomar decisiones. Podemos decir que ahora todas las máquinas te dan mucha información, sin irnos más lejos nuestra cafetera de Salzillo nos da información de cuanto café has utilizado y registra también cuantas veces la has utilizado.

En algunos segmentos trabajamos en desarrollo de líneas a largo plazo y siempre buscando mejoras, ya que son gran cantidad de ciclos todos los días y una pequeña mejora se multiplica por miles a diario. Todo esto se ayuda a tomar mejores decisiones.

En el programa TRACCIÓN se encontrarán con emprendedores tecnológicos que están innovando en la Región, ¿qué tipo de herramientas tecnológicas le interesan al Grupo Reina?

Tecnología que gestione bien los datos. Estamos completando el centro logístico y cambiando el software y nos ayudaría mucho esa herramienta que permita gestionar la cantidad de datos que nos vamos a tener.

Hay startups que manejan bien los datos de mercado y distribución y un gran número de sistemas de programación para unir y homogeneizar en todas las fábricas de todo el grupo, desde Estados Unidos, Málaga, Portugal y Murcia. Dentro de la unificación de nuestros procesos productivos otro punto muy interesante para el grupo seria seguir mejorando la automatización de algunos puestos de trabajo, creemos que este punto es clave y esperamos encontrar esas innovaciones en el programa TRACCIÓN.

¿A qué proveedores suelen recurrir, cercanos o de fuera de España?

Dentro de nuestra filosofía siempre ha primado el buscar proveedores tanto de materia prima, como embalajes y maquinaria locales y de cercanía, si bien es cierto que la oferta nos obliga a movernos por todo el mundo. Procuramos adelantarnos y ser pioneros, como cuando se hicieron las primeras gelatinas en envase o las primeras natillas con galleta o el tocino de cielo. Fueron desarrollos internos que hicimos con proveedores de confianza. Adaptamos las máquinas al producto, en vez de condicionar el producto a la máquina.

Se han hecho desarrollos internos por medio de mejoras y para eso tenemos proveedores regionales, nacionales e internacionales.

¿Prefiere trabajar con habilitadores tecnológicos cercanos?

Sí, siempre. La relación es mejor. Hay proveedores con los que empezamos a trabajar cuando eran pequeños y luego se han hecho proveedores del Grupo. Intentamos buscar siempre a los proveedores de la región donde estamos, porque siempre es positivo, mejora la economía y eso siempre permite trabajar en sintonía y es algo que al final revierte positivamente.

¿Qué consejo daría a los emprendedores que empiezan ahora a dar sus primeros pasos?

Un emprendedor tiene la ventaja de que no tiene nada que perder. Puede equivocarse. La juventud y la iniciativa son un impulso para crecer y les diría que nunca pierdan el ánimo y no se cansen de trabajar porque todo dará sus frutos y si en algún momento las cosas van regular, que visualicen el fracaso como parte del proceso. Son experiencias de vida y parte de un éxito futuro.

PARA CONOCER MÁS DEL PROGRAMA TRACCIÓN:

- Ya han pasado por el programa 58 'startups' y la mayoría ha incrementado sus ventas al conectar con las compañías consolidadas de la Región. La colaboración entre ambas "facilita mucho aspectos relacionados con la transacción, como la logística, la prueba de prototipos o la misma comunicación", ha destacado Joaquín Gómez, director del INFO.

- TRACCIÓN, celebrado el 22 de septiembre con la participación de 12 emprendedores tecnológicos murcianos, que tuvieron entrevistas con 6 compañías tractoras de la Región. El Info y las Agencias de Desarrollo Local de la Red Punto Pyme, colaboran en este programa, que se enmarca en la Estrategia C(i*EMP) de Fomento del Emprendimiento 2021-2023.