Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Filtrar por Áreas temáticas
Post Covid 19: El comercio internacional como pilar para la recuperación económica

Post Covid 19: El comercio internacional como pilar para la recuperación económica

Según los últimos datos de comercio exterior publicados para la Región de Murcia, las ventas exteriores en enero y febrero de 2020 alcanzaron los 1.694 M€, una evolución positiva del +7,22% con respecto al mismo periodo de 2019. El saldo de la balanza comercial fue de 5,7 M€ con una cobertura del 100,66%. Asimismo, el número de empresas regionales que realizaron operaciones de exportación ascendió en febrero a 1.767, un incremento del +6,13% sobre el mismo mes del año anterior. (Ver informe INFO).

Frente a estas buenas perspectivas de comienzo de año para la economía regional, y a la espera de la evolución de los datos de marzo y abril, ya con el reflejo del impacto del estado de alarma por la epidemia de Covid19, conviene reflexionar sobre cuál puede ser el papel de la internacionalización ante el desajuste en los flujos comerciales; y ante el previsible efecto tractor de las exportaciones en el conjunto en la evolución a corto y medio plazo.

Para exportar más es necesario no sólo ser competitivos y hacer un esfuerzo comercial, sino que haya compradores. Para captar inversiones extranjeras, además de ofrecer ventajas por el marco de negocios, la localización, el tamaño del mercado, tiene que haber empresas extranjeras con una situación saneada con fondos para invertir.

En un reciente artículo, el Real Instituto Elcano hace referencia a que el sector exterior “puede desempeñar un papel clave como motor de la recuperación económica española para superar la profunda recesión que se ha desatado con motivo de la crisis del COVID-19”, argumentando que ya desempeñó este efecto impulsor a raíz de la crisis económica de 2008. En ese periodo, la contribución de la demanda nacional al crecimiento del PIB fue negativa, mientras la externa fue positiva, compensando parcialmente el efecto lastre del consumo nacional.

La coyuntura internacional ya ha empezado a sufrir una intensa recesión

El Fondo Monetario Internacional anuncia una contracción del 3% en la economía mundial en 2020, especialmente acusada en los países más desarrollados, a los que se dirigen las tres cuartas partes de las exportaciones españolas, con un descenso medio del PIB del 6-7%. El Banco Central Europeo ha ido más lejos, y su escenario es que la bajada sea del 9%, pero no descarta que pueda llegar incluso al 15% en el caso de los países europeos, destino esencial y tradicional del comercio internacional de la Región de Murcia, al que se dirigen el 66% de las ventas totales (datos 2019).

Por su parte, la Organización Mundial de Comercio anuncia una caída del comercio internacional entre el 13 y el 32% y la UNCTAD refiere una recesión de un 30-40% para 2020-2021 en sus previsiones de los flujos de inversiones extranjeras directas en el mundo, que afectaría a mercados de reciente apertura y aún por consolidar para la Región de Murcia, como los asiáticos y el norteamericano, que están siendo muy golpeados por la pandemia.

Otros factores de incertidumbre no menos importantes son los “cambios que la actual crisis puede ocasionar sobre la desglobalización, como el previsible aumento del teletrabajo, la digitalización, la inteligencia artificial, etc. Las cadenas globales de valor pueden retroceder, en tanto las empresas se replanteen los riesgos que supone depender de suministros procedentes de localizaciones geográficas alejadas”.

Cambios que pueden transformarse en oportunidad. La maquinaria exterior está engrasada.

En el mapa global, algunos de esos cambios podrían transformarse en oportunidad, como la potencial vuelta a la producción en proximidad, es decir, la localización de los procesos de producción de forma “regional”: los centros productivos no se situarán necesariamente en el mismo país, pero sí en los más próximos. Un factor competitivo que puede beneficiar a España en el entorno UE.

El punto de partida, como bien apunta el artículo del R. I. Elcano, es un tejido empresarial español (y murciano) que está perfectamente preparado para obtener el mejor rendimiento posible de los mercados exteriores. España, y la Región de Murcia, cuentan con empresas muy competitivas, líderes en el abastecimiento de productos y servicios, y que ya han demostrado con creces su capacidad para operar con éxito en los mercados internacionales, incluso en condiciones poco favorables.

Por tanto, el reto exige “preparar el marco adecuado que favorezca las exportaciones y las inversiones extranjeras, y la “maquinaria” en la que se tienen que apoyar las empresas: una mayor flexibilidad en los instrumentos de apoyo a la internacionalización, la estabilidad del marco regulatorio y la simplificación administrativa”.

El sector exterior es fundamental para salir de la crisis económica que se avecina y, para ello, es necesario generar una renovada política de apoyo a las empresas, las grandes protagonistas de la internacionalización. En esta línea ya está trabajando el Instituto de Fomento de la Región de Murcia, explorando las vías que ofrece la vigilancia normativa y de mercados, adaptando al nuevo entorno sus medidas y programas previstos en el marco del Plan de Promoción Exterior regional, y preparando iniciativas de impacto inmediato, como webinarios, plataformas o misiones comerciales virtuales, además del nuevo Plan de Dinamización de Mercados, con ayudas para prospección de mercados alternativos, gracias a la labor en destino de consultores externos en todo el mundo.

Más sobre el apoyo del INFO a la internacionalización

Documentación INFO sobre el impacto del Covid19 en la economía y el comercio exterior

 

Photo by chuttersnap on Unsplash