Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Información continua sobre el desarrollo empresarial en la Región de Murcia

Filtrar por Áreas temáticas
La tecnología antibarreras visuales de Bemyvega extiende las aulas e instituciones inclusivas

La tecnología antibarreras visuales de Bemyvega extiende las aulas e instituciones inclusivas

"Los emprendedores debemos volcarnos en resolver las necesidades de la gente, no solo en generar dinero", afirma la ingeniera Mónica Hernández, cofundadora de la 'startup' murciana, premiada como 'Emprendedor de Octubre' por el INFO

Hacer más fácil la vida de un hijo con limitaciones visuales o auditivas puede ser la mayor motivación para crear una tecnología disruptiva. Los ingenieros Mónica Hernández y Antonio Sánchez Káiser imaginaron un mundo sin barreras para su hija Vega, que nació con una agudeza visual del 5%. Soñaron para ella con unas aulas inclusivas, que le ofrecieran las mismas posibilidades que al resto de los alumnos, unos teatros pensados para las personas con distintas capacidades, y unos espacios culturales preparados para ofrecer experiencias accesibles a todos.

Como dijo el informático Alan Kay, "la mejor forma de predecir el futuro es inventarlo", así que idearon una solución tecnológica que permite a la menor seguir las clases de sus profesores sin perder detalle. "No solo hace posible que niños y adultos accedan a los contenidos de una explicación en las mismas condiciones que el resto, sino que dejan de ser personas estigmatizadas: ya no tiene que estar en primera fila y levantarse a leer la pizarra", explica Mónica Hernández, cofundadora de BEMYVEGA junto con Antonio Sánchez y María Dolores Sánchez.

La solución que crearon para mejorar la vida de su hija Vega tiene ya una creciente demanda nacional como un paso adelante en la comunicación sin barreras para colegios, universidades, instituciones y congresos. El dispositivo consta de un hardware con una cámara fija y otra móvil, cuya tecnología de inteligencia artificial permite seguir de forma automática al ponente.

Se completa con el software, que se instala en el ordenador -o tableta o móvil- del ponente y del alumno. Esta herramienta 'tiflotecnológica' -conocimiento técnico aplicado a las personas con baja visión- funciona en el colegio de su pequeña inspiradora, pero ha llegado a otros colegios de la Región, instituciones y asociaciones. Y ya es especialmente útil para las aulas hospitalarias.

UNA SOLUCIÓN DISRUPTIVA

Si la disrupción es la innovación que crea nuevo valor, deja obsoleto lo anterior, y provoca un reemplazo, la herramienta de Bemyvega es disruptiva. Cuando la hija de los dos emprendedores se incorporó al colegio, vieron que disponía de escasas e ineficaces soluciones a su limitada visión. "Tenía que estar en primera fila, aunque tampoco veía la pizarra, así que tenía que levantarse para ir leyendo, pero además se perdía la comunicación no verbal del profesor, si señala un dato u otro", explica la empresaria.

La alternativa era "conectarle una pantalla muy grande, que iba a contribuir a estigmatizarla, o emplear una telelupa, que tendría que ir moviendo manualmente por medio de un sistema demasiado arcaico", explica Hernández. Como dato ilustrativo sobre la falta de soluciones para las personas de visión limitada, la ingeniera asegura que "hay quien aún utiliza en una conferencia o espectáculo unos prismáticos o catalejos, que son utensilio del siglo XIX".

Según la Organización Mundial de la Salud, 1.300 millones de personas viven en el mundo con alguna deficiencia visual. Unos 466 millones padecen una pérdida de audición discapacitante, para los que esta tecnología con sello murciano también les acerca a la formación y al consumo de contenidos culturales, tanto presencial como a distancia.

TELETRABAJO Y FORMACIÓN 'ONLINE'

Con un juego de cámaras, el usuario -tanto si tiene limitación visual como si no- puede vivir una experiencia completa de una clase didáctica, una conferencia, una obra de teatro o cualquier exposición presencial. Una cámara fija abarca un amplio espacio, que puede ser la pizarra o un escenario. El usuario puede acceder a una visión 'zoom' de un detalle, hacer capturas de pantalla, elegir un fondo oscuro o claro de contraste e incluso grabar la sesión para repasar después. Ayuda también el subtitulado a tiempo real del discurso. La cámara móvil permite seguir al ponente, sus gestos e indicaciones.

El equipo con las dos cámaras se puede fijar y trasladar en un trípode, lo que facilita su uso en los cambios de aula.

"Podemos emitir 'online' para aulas hospitalarias, para alumnos que están en casa por el confinamiento o personas que teletrabajan y tienen que asistir a una exposición profesional", explica Hernández. Su objetivo era "crear una solución portable, asequible económicamente y que funcionara con una red wifi propia para evitar fallos y poder usarla en cualquier lugar".

Para los alumnos, supone "acceder a la enseñanza en igualdad de condiciones que el resto, y ganar en seguridad personal", asegura la creadora de la herramienta tecnológica. Comenzaron hace un año a probar los primeros dispositivos, que empezaron a vender en septiembre de 2020. La principal demanda llegó de las comunidades autónomas, asociaciones de personas con visión y audición limitadas, universidades como la UCAM y organizaciones nacionales como la ONCE. Algún ayuntamiento ha visto ya las posibilidades de Bemyvega para sus teatros y centros culturales.

CONSOLIDAR LA EMPRESA PARA CRECER

Lo que nació como una empresa familiar ha tenido que "asentar las bases y consolidar su estructura para dar una respuesta eficaz a los clientes", indica Hernández. La 'start up' abarca todas las fases de su producto. "Diseñamos, fabricamos, desarrollamos el software, formamos al usuario e instalamos", señala la emprendedora. Para la ingeniera, "reforzar la empresa pasaba por crear un equipo estable, que ya consta de 20 profesionales entre contratados y subcontratados, y estandarizar los procedimientos para lanzar en febrero la campaña de ventas". Para madurar como empresarios, participaron en el programa BETA para emprendedores, del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia, y en un itinerario de aceleración de la Fundación ONCE. "Aprender a ser empresario desde cero es una aventura apasionante", asegura Mónica Hernández sobre el potencial transformador de su producto a medida que se expande en el mercado.

"Los emprendedores debemos dedicarnos a resolver las necesidades de la gente. Para eso está la tecnología", opina la ingeniera, quien considera sin embargo que "las empresas orientadas a mejorar la vida de estos colectivos somos minoría". Lejos del acceso al ciudadano medio quedan aún soluciones a la discapacidad como los robots para guiar a personas por espacios públicos o para el apoyo doméstico, como ya han desarrollado Hyundai y Honda.

CLAVES DEL EMPRENDEDOR

Los creadores de Bemyvega destacan "la cantidad de murcianos que reúnen conocimiento y ganas de emprender y pasmar sus ideas". Cree que en el desafío empresarial una de las claves es "la formación para que no quede ninguna idea en el tintero y pueda tener éxito". Para consolidar un proyecto emprendedor ve fundamental "ser transparente con los clientes, tener los objetivos claros y capacidad de aprender, adaptarte y pivotar rápido".

La empresaria señala "la acción fundamental del INFO, del CEEIM y del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF). Son como unos padres de empresa, porque sin ellos no hubiéramos podido avanzar", por eso reclama que se mantengan y amplíen los programas de formación y las ayudas económicas.

Como impulso al desarrollo de esa tecnología propia, recibieron un Cheque Innovación y una ayuda de la línea para empresas de base tecnológica. "Fácil no es nada, pero tampoco es imposible", considera la empresaria, por eso cree que "si crees el tu proyecto, no te puedes venir abajo porque el día a día del emprendedor es como una montaña rusa entre lo que sale bien y lo que falla".

Para asegurar la expansión del dispositivo antibarreras visuales, piensa llevar a cabo una campaña de sensibilización social con las asociaciones de personas con baja visión y audición. "Necesitamos un cambio de mentalidad", afirma Hernández.

PARA SABER MÁS...

- SOBRE TIFLOTECNOLOGÍA, puedes consultar el portal de la ONCE, que cuenta con un Centro de Tiflotecnología e Innovación, que se ha convertido en referencia internacional en la investigación de la accesibilidad de las personas ciegas.

- SOBRE LAS AYUDAS A LA INNOVACIÓN, puedes encontrar información sobre requisitos y plazos en el portal del INFO.