Noticias info

Todo lo que necesita sobre el INFO y sus servicios, proyectos y programas

Todo lo que necesita sobre el INFO y sus servicios, proyectos y programas

Filtrar por Áreas temáticas
Las condiciones fijadas por el Estado limitan la llegada de las subvenciones de solvencia empresarial a las empresas y autónomos

Las condiciones fijadas por el Estado limitan la llegada de las subvenciones de solvencia empresarial a las empresas y autónomos

La Consejería prevé lanzar una nueva convocatoria en septiembre, ya que el fondo de 142 millones del Estado no se ha agotado debido a "las condiciones leoninas impuestas por el Gobierno central", situación similar a la que se produce en el resto de comunidades autónomas. El Gobierno regional tiene previsto incluir todos aquellos sectores de actividad que habían quedado excluidos en la primera convocatoria, excepto los sectores esenciales, ya que se trata de negocios que sí han podido abrir durante la pandemia.

La Comunidad lanzará una segunda convocatoria de subvenciones regulada por el Real Decreto-Ley 5/2021 de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia, después de que hoy finalice el plazo de presentación de solicitudes por parte de las empresas de la Región.

Así lo anunció esta mañana la consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía, Valle Miguélez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, destacando que del fondo de los 142,5 millones que debe gestionar la Región, una vez finalizado el plazo de presentación de solicitudes, y a la espera de que la Agencia Tributaria facilite la información para poder calcular el importe total de las subvenciones, “estimamos que la cifra podría situarse entre los 40 y 50 millones. Una cifra muy inferior a los 142 millones del fondo”.

En total, a día de hoy se han registrado 2.115 solicitudes de los 35.000 beneficiarios que se estimaba podían hacerlo. De estas solicitudes, 1.064 provienen de autónomos y 1.051 de empresas.

Los sectores de actividad que más solicitudes han presentado son hostelería y turismo (45 por ciento), comercio (25 por ciento), transporte, estética y actividad relacionadas con la educación.

Miguélez aseguró que “desde el mes de marzo, las comunidades autónomas hemos alertado de la situación que se podría originar con las condiciones impuestas y que, lamentablemente, se ha producido”. En Madrid, en Castilla y León, en La Rioja o en Andalucía, entre otras, el número de solicitudes es muy inferior al que inicialmente se hubiese conseguido “si las condiciones hubiesen sido realistas y adaptadas a la situación del tejido empresarial”, añadió la consejera, quien manifestó que “si hubiesen sido ayudas directas, donde también pudiesen optar empresas y autónomos honestos con deudas con Seguridad Social y Hacienda -tal y como se ha hecho con el Plan de Rescate al Sector Hostelero en la Región de Murcia o se hará con el Plan de Ayudas al Comercio no esencial-, también hubiera sido beneficioso para todos”.

“El Estado, lamentablemente, ha primado sus intereses sobre los de las empresas y autónomos, cuando estos son los generadores de empleo”, aseguró la consejera.

Miguélez afirmó que “hay autónomos y empresas que han podido cumplir con las estrictas condiciones impuestas por el Gobierno central, pero hay muchísimos que no, y que ven cómo su esfuerzo y sacrificio durante la pandemia de nada les ha servido”. Asimismo, destacó que requisitos como no tener deudas con la Seguridad Social o Hacienda, no haber tenido pérdidas durante 2019 o que la caída de ingresos haya sido superior al 30 por ciento, “son condiciones muy estrictas para el objetivo de estas subvenciones, que no es otro que ayudar de manera real al empresario”.

A estos criterios habría que añadir que para optar a estas subvenciones los empresarios deben tener deudas (facturas) pendientes, algo que, según la consejera “puede ser complicado de cumplir, ya que ¿cómo van a tener facturas pendientes negocios que han estado cerrados durante toda la pandemia?”.

La consejera destacó que la Comunidad ya realizó su trabajo al incorporar 36 nuevos sectores de actividad beneficiarios de estas subvenciones a los 95 establecidos por el Estado.

Pero, ante esta nueva situación, “en la que ha quedado demostrado que por culpa de las condiciones impuestas por el Estado quedará parte del fondo sin agotar”, además de abrir una segunda convocatoria, el Gobierno regional tiene previsto incluir todos aquellos sectores de actividad que habían quedado excluidos en la primera convocatoria de las subvenciones, excepto aquellos que han sido catalogados como sectores esenciales, “ya que se trata de negocios que sí han podido abrir durante la pandemia”, según explicó la consejera Valle Miguélez.

35.000 potenciales beneficiarios

El número de potenciales beneficiarios de estas ayudas asciende en la Región de Murcia a unos 35.000, cifra que engloba a empresas y autónomos incluidos en las 131 actividades empresariales que se contemplaron en la primera convocatoria.

Miguélez recordó que “desde el Gobierno regional, de forma conjunta entre las consejerías de Hacienda y de Empresa, hemos trabajado para simplificar al máximo la gestión que el Gobierno central exige a empresas y autónomos a la hora de solicitar y justificar estas subvenciones”. Sin embargo, se lamentó por “las trabas que el Gobierno central ha puesto a los potenciales beneficiarios de las mismas con esas condiciones imposibles para muchos”.

La subvención a la que pueden optar los autónomos y empresas se ha establecido en un máximo de 3.000 euros para autónomos por estimación objetiva y para el resto, según se establece en la convocatoria, la ayuda no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros.

Noticias destacadas
Ver todas
Convocatorias
abiertas